Páginas


Orleans, septiembre 2007

viernes, 21 de septiembre de 2012

minipensamiento 1

Estaba pensando que no entiendo el mundo de los negocios. Si me viene un desharrapado (no sé si rico o pobre) y me encarga una traducción de un libro, que puede costar más de cien mil euros, ni se me ocurre hacerlo.

Pero va una SL, con un capital social de tres mil euros, y se mete en negocios de decenas de miles, y le venden (y le fían).

Y con las sociedades anónimas lo mismo. Valmor se constituyó con 45.000 euros, en algún momento amplió a 1.005.000 euros, pero ahora tenía deudas por valor de más de 14 millones de euros. ¿alguien sabía que la Generalitat Valenciana (ergo, nosotros todos) acabaría pagando? ¿O es que todos, incluidos los bancos, son unos ineptos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vidriera de la Catedral de Colonia

Vidriera de la Catedral de Colonia
obra de Gerhard Richter

blogs que voy leyendo