Páginas

miércoles, 7 de abril de 2010

no creo en la presunción de inocencia

Resulta que no, que no creo en la presunción de inocencia. No creo que el Tribunal Supremo de España sea inocente, que no esté prevaricando gravemente. Todo lo contrario. Creo que son un hatajo de franquistas atrincherados en su atalaya judicial. Que si siguen allí es porque primero vino un Tejero, y luego vino un Aznar, que nos impidieron ver con claridad quién estaba al frente de la administración de justicia, a quién estaban aupando a los más altos escalafones de la justicia. Esos que, como Mata, al final resultan unos chorizos de postín. Tras publicarse decenas de miles de folios, de conocerse los resultados de cientos de diligencias policiales poniendo en evidencia cómo se manejan los dineros de los ciudadanos, un alto cargo del PP sale diciendo que no dicen nada nuevo. ¿Todo eso lo sabían ya? Cielos, aún peor. Nosotros lo sospechábamos, y ahora que hasta la policía lo ha puesto en evidencia, nos escandalizamos. Al parecer ellos lo sabían, puesto que dicen que no hay nada nuevo. ¿Les parecía bien? ¿Les parecía normal?

Volviendo a Garzón, el ministerio fiscal no ha visto delito. Quien sí lo ha visto ha sido en primer lugar una agrupación judicial (ya sabemos quiénes y cómo son todos esos altos jueces) y en segundo lugar el único partido que permitió Franco:SU partido. Si en Alemania el NSDAP se permitiera ir a la justicia para cargar contra un juez, se armaría la de dios es cristo. Aquí, parece normal. Por dios, vaya país!

2 comentarios:

  1. España siempre ha sido diferente de ahí que tradicionalmente en el mundo se ganara la célebre etiqueta de SPAIN IS DIFFERENT. Vivimos en un país donde la derecha tradicional se aferra a una cultura de analfabetos y de señoritos que presumen todavía de poderes intocables. Cada vez que me preguntan de dónde soy siento una extraña sensación en la garganta, un árido nudo que me impide pronunciar con orgullo ... SOY ESPAÑOL.

    ResponderEliminar
  2. Esta tarde estaba escuchando a Toni Garrido mientras salía de casa, y el tío es genial. Comentando al juez xenófobo y su test de españolidad, proponía uno mucho más fácil; pregúntesele al presunto forastero: ¿qué le parece cómo va España? Si responde: Fatal, entonces "no hay duda, es uno de los nuestros, ya se ha aclimatado. Si duda, entonces todavía está en período de adaptación." (no es cita literal, mi memoria es de chorlito, pero iba por allí).

    ResponderEliminar