Páginas

lunes, 14 de diciembre de 2009

¿carreteras peligrosas o conductores imprudentes?

Acabo de leer en la prensa local que 23 muertos en un año convierten la N-340 en una de las carreteras más peligrosas del país.
Y me pregunto si el peligro viene de la carretera, o de los conductores. Un conductor siempre debe adaptar su conducción a la carretera, pero parece imperar la creencia de que las carreteras deben adaptarse a la máxima potencia de un automóvil y la mínima precaución de su conductor. Y pasa lo que pasa.

Las carreteras nunca serán lo suficientemente seguras para que el riesgo de accidente de un conductor imprudente con un coche potente sea cero. El país no tiene suficientes recursos como para convertir en autopistas gratuitas hasta los caminos vecinales.

Un vecino se queja de que no hay ningún radar que limite la velocidad. ¿Desde cuándo no son suficientes las señales de limitación de velocidad? ¿Desde cuándo no es suficiente el código de circulación que obliga a adaptar la conducción a la carretera y a las condiciones de visibilidad? ¿Quién está pagando a los periodistas y directores y propietarios de periódicos para que reclamen carreteras en lugar de colaborar en la educación del conductor y denuncien el exceso de potencia de los coches actuales?


martes, 8 de diciembre de 2009

divagaciones políticas

Estaba leyendo esta mañana un artículo de Vicenç Navarro sobre el desencanto democrático, lectura que se me coló entre otras varias sobre el decrecimiento. Y me ha venido a la cabeza, al dejar en algún lado un comentario sobre la poca fe que nos inspiran los políticos profesionales y la necesidad de asumir como propia la tarea de participación política, una propuesta para un programa municipal de política.

Aunque antes quisiera dejar constancia del cuasi-decálogo que propone Navarro en materia de política, en gran medida, supramunicipal:

  1. Se eliminen las políticas liberales que han facilitado la enorme concentración de las rentas y de las riquezas.
  2. Se prohíban las aportaciones económicas a los políticos y a instituciones relacionadas con los partidos políticos.
  3. Se prohíba la puerta circulante entre políticos y empresas, imposibilitando que personas que trabajan en la administración pública puedan (antes de cinco años después de dejar el cargo) trabajar en el sector afectado por su trabajo y decisiones.
  4. Se regulen los medios, tanto públicos como privados, exigiendo una pluralidad en sus programas.
  5. Se promuevan medios públicos de información.
  6. Se promuevan medidas democratizadoras de los partidos.
  7. Se favorezcan formas de democracia directa, tales como referéndums a todos los niveles de gobierno, sin cortapisas en las temáticas puestas consulta popular.
  8. Se exija que los representantes vivan como los representados, utilizando los mismos servicios públicos (sin ningún privilegio) que los demás ciudadanos.

El caso es que seme ocurrió que si montara o participara en la elaboración de un programa político para una candidatura municipal propondría un buen paquete de medidas:
  • reforzar los servicios sociales municipales, y dotarlos de personal y recursos suficientes como para capitanear un programa municipal de servicios sociales digno
  • instaurar juzgados municipales en los que se vieran todas esas infracciones y delitos que afectan a la buena convivencia, y que en casos graves remitieran los casos, prácticamente listos para juzgar, a los juzgados de instrucción
  • crear un cuerpo, quizá dentro de la propia policía municipal, o adjunto a ella, de "agentes auxiliares de los juzgados", que supervisaran y coordinaran, junto con los servicios sociales, el cumplimiento de las penas impuestas por los juzgados municipales
  • crear un programa de "trabajos y servicios comunitarios" en el que participaran tanto voluntarios como no voluntarios (enviados desde los juzgados, contratados ad hoc o estudiantes en prácticas) para colaborar con los servicios sociales municipales y servicios municipales en general,
  • sacar a subasta con carácter temporal los nombres de plazas, avenidas, grandes vías, calles y otras vías, o instituciones de carácter municipal, a cambio de donativos incondicionados a las arcas de la caja de los servicios sociales municipales (de la que también dependerían los juzgados municipales y los demás cuerpos adjuntos); los donantes tendrían derecho o bien a que el lugar en cuestión llevara el nombre del donante, o a elegirlo. La única condición sería que en tal caso, deberían ser aprobados en "referéndum municipal" por una mayoría más que cualificada.

Esto último se me ha ocurrido dándole vueltas a cómo desmontar el sistema capitalista. Está claro que más impuestos no va a solucionar nada, pues por una parte nuestros actuales administradores generales suelen ser o ladrones o llevar puestas las anteojeras del lujo y el fasto, y por otra parte los ricos no suelen estar nada motivados a desprenderse de sus riquezas, y menos vía impuestos. Así que se me ha ocurrido que, dado que a la mayoría de los ricos, especialmente a los que se han enriquecido últimamente gracias a un sistema notoriamente injusto y arbitrario, les encanta hacer ostentación de su riqueza, y que no hay nada que hinche más el ego que el reconocimiento público en forma de agradecimiento. Así que, a cambio de aportar dinero para un proyecto concreto: la generalización de un bienestar mínimo, todos reconoceríamos su generosidad cada vez que pisáramos esa calle, o la viéramos en la dirección de cualquier institución o comercio. Pero claro, un donativo no puede dar derecho a un reconocimiento infinito, así que propondría que tuviera fecha de caducidad: dos legislaturas, por ejemplo. Reconozco que los empleados de Correos y los taxistas se pueden volver locos, pero quizá se podría conservar el nombre antiguo como si de un apellido se tratara.

De todos modos, cualquier programa de política municipal tan radicalmente diferente sólo puede tener sentido si al mismo tiempo se ofrecen garantías suficientes de compromiso de transparencia y renuncia al nepotismo o cualesquiera sistemas clientelares.

Decrecimiento sí o sí

He encontrado unos vídeos de una conferencia de Carlos Taibo sobre el Decrecimiento, que me gustaría incorporar a mi blog, para tenerlos más a mano y compartirlos. Carlos Taibo nos cuenta la necesidad de elaborar un proyecto de decrecimiento, porque de lo contrario, el decrecimiento nos vendrá impuesto, indefectiblemente, por el agotamiento de los recursos y el consiguiente hundimiento del capitalismo. Porque el capitalismo se basa en un único principio: el crecimiento, sí o sí. Lo cual implica necesariamente unos hábitos consumistas y un productivismo incansable.










Nota:
Aunque consta de siete vídeos, el último acaba abruptamente y no sé si es que falta un minuto, o falta más tiempo. Pero aun así, vale la pena. Y Carlos Taibo publica tantas cosas en la red, que cualquiera que esté interesado rápidamente encontrará todo lo que quiera y más.

viernes, 4 de diciembre de 2009

derechos de autor y del editor

El otro día estaba en la radio oyendo a una persona que comentaba que si la técnica permite descargar una sola canción, por qué la gente tenía que comprar un disco con 17 canciones. Era un argumento interesante. En algún momento escuché también a una persona, en la radio, decir lo que siempre he pensado: que si vendes aparatos para grabar, soportes para lo que grabas y programas que te permiten grabar, es absurdo que luego persigas a quienes graban.

Siempre he pensado que con la aparición de las fotocopias, y ahora ya incluso de escáneres e internet, era absurdo que los libreros persigan a quienes copian libros, o las discográficas a quienes graban discos.

Una cosa es que los autores necesiten poder vivir de su trabajo, por lo cual es necesario que puedan vender sus obras. Pero la autoría intelectual es, en el caso de la literatura, inmaterial. Incluso en el caso de las artes gráficas y plásticas. Hay muchos soportes posibles para sus obras. Lo que hay que proteger es el derecho del autor, no del editor. El editor, especialmente el moderno, no es más que un industrial. En lugar de salchichas produce libros. El editor clásico tenía aún una función social, en la medida en que era en quien la sociedad delegaba para elegir los libros que hacer llegar a la ciudadanía, dado que sacar un libro era una cosa relativamente cara. Pero en estos momentos las editoriales no se diferencian de cualquier otra industria de productos "culturales": juegos, pasatiempos, pasatiempos, etc., y sus criterios en general tienen el mismo nivel que el de los programadores de las grandes cadenas de televisión: la venta masiva al máximo precio posible, para obtener las máximas ganancias posibles.

Las grandes editoriales han invertido muchísimo en tecnología de difusión masiva de productos culturales, y lógicamente quieren proteger sus inversiones, principalmente controlando el precio. Pero la industria por otro lado ha apostado igualmente por la introducción masiva en el mercado de tecnologías de reproducción, con lo cual los precios que ponen las editoriales no se justifican ya por el coste de producción, sino por el coste del mantenimiento de sus emporios industriales. Y lógicamente, a los usuarios no nos apetece colaborar en el mantenimiento de emporios industriales, por muy "culturales" que sean los productos que fabrican.

martes, 1 de diciembre de 2009

la biblioteca pública del barrio

Estaba mirando el horario de la biblioteca de mi barrio, y desde luego, el horario es fantástico:

Mañanas de 9.30 a 14.30 horas.
- Tardes de 16.15 a 19.45 horas.
- Sábados de 9.30 a 13.30 horas. CONSULTAR FECHAS (pdf 30 kb).
- Jornadas sólo de mañanas de 9.00 a 14.30 horas. CONSULTAR FECHAS (pdf 20 kb).
- Agosto: CONSULTAR (pdf 18 kb).

He mirado la información adicional y me encuentro con que:

* Abiertas los sábados 7 y 28 marzo / 23 y 30 mayo / 3 y 17 octubre / 21 y 28 noviembre
  • Carola Reig (Benimaclet)

* Fechas en que permanecen abiertas solo mañanas:
  • Del 2 al 9 de enero
  • 23 de enero
  • Del 13 al 20 de marzo
  • Del 14 al 17 de abril
  • 29 y 30 de junio
  • Julio, Agosto y Septiembre
  • Del 14 de diciembre al 15 de enero de 2010

Abiertas en agosto
  • · Germana de Foix (Giorgeta)
  • · Al- Russafi (Ruzafa)
  • · Josep Mª Bayarri (Orriols)
  • · Constantí Llombart (Grao)
  • · Eduard Escalante (Abastos)
  • · Joanot Martorell (Marxalenes)
  • · Almela i Vives (Campanar)
  • · Casa de la Reina (Cabanyal-Canyamelar)
  • · Joan Churat i Saurí (La Torre)

Es decir, en nuestro barrio, Benimaclet, la biblioteca cierra. Desde luego, ¡eso es amor a la cultura! - el de nuestro ayuntamiento de Valencia. La gente que trabajamos fuera del barrio, imposible hacer uso de ella.