Páginas

sábado, 25 de agosto de 2012

mercadeo con derechos fundamentales

Estos días se va a aprobar, o ya se habrá aprobado, una nueva ley en materia de alquileres. Y he recordado la obra de Bové "el mundo no es una mercancía". A este paso pronto dejará de ser verdad. Ya se ha hecho con un derecho fundamental hace tiempo, hace tanto tiempo, que ya ni nos damos cuenta: con el derecho a la comida. El acceso a la comida ya no depende de que haya o no haya alimentos, sino a que se tenga o no se tenga el dinero necesario para comprarlos. No existe ningún freno o cortapisa para el mercadeo con los alimentos, de forma que la codicia de quienes controlan las finanzas determina el hambre de quienes no tienen ningún poder económico-financiero por no tener acceso al dinero.