Páginas

jueves, 13 de enero de 2011

tarea pendiente: democratizar el estado

Vivimos en estructuras heredadas de estados predemocráticos, y tenemos que ir dándonos cuenta de ello, y de todas sus implicaciones. La democracia, tal como la entendemos modernamente, nunca ha llegado a los estados. Ha llegado a instituciones menores, manejables, pero no a los estados. Realmente, la lógica capitalista, por ejemplo, que es la que impregna nuestros estados y las mentes de los economistas convencionales, es incompatible con la vida democrática. Porque la lógica capitalista busca el lucro y el beneficio del capital, en nuestro tiempo del capital financiero, y deja fuera del sistema a quien no cuenta con un capital inicial. Sólo acepta al estado en cuanto mecanismo acaparador de capital para servirle infraestructura al menor coste posible.

Para la lógica capitalista, y por tanto la lógica de los capitalistas, la ciudadanía no cuenta. Sólo cuenta en cuanto que le aporta por un lado consumidores, y por otro fuerza de trabajo. Y punto. Los rituales "democráticos" sólo sirven para contentar a la ciudadanía, y se los respeta en cuanto no pongan en cuestión las reglas del juego capitalista. En cuanto los rituales democráticos amenazan los objetivos de la lógica capitalista, se buscan vías para que el juego real quede oculto y se intenta mantener al máximo las apariencias del ritual "democrático". Las elecciones son parte del ritual democrático, ya se ocupan los capitalistas de que la ciudadanía sólo pueda votar a quienes sirven al capital mediante los juegos de la publicidad política y la manipulación mediática.

¿Tenemos alguna institución pública que no sea anterior a la aparición de la democracia en la moderna ideología del "estado democrático? Policía, ejército, parlamento, escuela, universidad, banca, etc. .... TODAS son anteriores, todas las podíamos encontrar en las monarquías, repúblicas censitarias, etc. Quizá los Tribunales de Cuentas y la figura del Defensor del Pueblo. La democracia y el derecho han sustituido a la religión. Y las "instituciones democráticas" sustituyen a curas y clérigos en su función de control social.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario